Dolor de muelas por bruxismo

Un dolor de muelas es siempre una experiencia desagradable. Sin importar las causas, es algo que no nos deja trabajar, dormir bien, alimentarnos correctamente y nos afecta en todas nuestras actividades; es simplemente una molestia. Las causas pueden variar, algunas de ellas son comunes como las caries, infecciones e inflamaciones bucales. Sin embargo, hay otras que muchos desconocen, entre las cuales tenemos el bruxismo.

Terminología

Es posible que sea la primera vez que leas esta palabra: bruxismo. Este término es ampliamente conocido en el mundo de la odontología y lo relacionan en ocasiones con el dolor de muelas.

Para entender un poco más este asunto. El bruxismo es la acción de apretar los dientes superiores con los inferiores de manera consciente e inconsciente. Este problema suele presentarse regularmente por la noche, ya que es más complicado controlarlo cuando estas dormido a esas horas.

Una persona que tiene bruxismo tiende a deslizar los dientes de atrás hacia adelante haciendo que se toquen los dientes superiores con los de la parte inferior de la mandíbula. Puede que no parezca un problema serio pero a veces es una señal de un estrés excesivo o que los dientes no están correctamente alineados. En todo caso, el bruxismo puede ocasionar dolores de muela y en toda la dentadura, que como ya dijimos antes, suelen ser más comunes por la noche.

Consecuencias

Ahora bien; ¿qué tan relacionado está el bruxismo con el dolor de muelas? Pues, mucho. El bruxismo se caracteriza por el hábito de ejercer presión entre los dientes. Esta presión puede ser tan severa que causa dolores de cabeza y en toda la mandíbula.

Dolor de Ovarios, Descubre todo sobre los Ovarios

El hábito de rechinar los dientes tiene un efecto negativo sobre el buen estado y forma de los dientes. Muchos pacientes presentan desgastes en los maxilares y molares debido al constante rechinamiento que a su vez conlleva que la persona bruxe más por la oclusión dental.

Oclusión dental

El bruxismo también ocasiona oclusión dental a causa de los kilogramos de presión ejercidos cuando se aprieta la boca diente con diente. La oclusión dental es el mal posicionamiento de los dientes y en ocasiones causa dolor sobre todo al consumir ciertos alimentos o al cerrar la mandíbula con fuerza. Este dolor puede permanecer por minutos o algunas horas, por lo que una compresa fría es útil en caso de que no cese la molestia.

Condición psicodental

El bruxismo es una condición psicológica que lleva a problemas dentales, que pueden ser severos como fracturas de molares. No es para nada exagerado pensar que el bruxismo puede fracturar los dientes cuando nos damos cuenta que la persona con este hábito suele ejercer una presión de 30 kg por más de 4 minutos seguidos al friccionar los dientes de su boca. La fricción agrieta la dentadura y allí es cuando viene el dolor al momento de consumir bebidas frías o incluso alimentos sólidos.

En conclusión; el que bruxa definitivamente debe ir al odontólogo para las respectivas recomendaciones. Puede tomar remedios caseros para aliviar el dolor momentáneamente causado por la fricción  pero eso no solucionará el problema. Generalmente, la persona que tiene bruxismo no está consciente de su situación hasta decide visitar al dentista.